jueves, diciembre 29, 2005

Día 4 de NADA en el trabajo: 3 días para irme a la playa.

Hoy, después de varios intentos para tolerar el café de la maquinita que está aquí en la oficina, me di por vencida al descubrir que el delicioso ‘Latte Vanilla’ me provoca diarrea. Ya intenté con todas y cada una de las variedades: Moka Original, Moka Vanilla, Capuccino, Café con Leche y Expreso… es más, hasta al americano le entré sabiendo que me iba a caer mal. Ah, porque déjenme decirles que el único café que no me causa dolor de cabeza y hasta agruras es el soluble, ignoro la razón… y aclaro de una vez que ese famoso test que indica que existe relación entre el café y el sexo es un embuste: El sexo jamás me ha producido dolor de cabeza… excepto una vez en que entre la prisa y la excitación mi cabeza rebotó en la cabecera de la cama, pero eso es distinto.

El caso es que seguiré con mis infusiones al llegar a casa, I gave up drinking natural coffee. Y hablando de infusiones, me chocan los tés de bolsita, no saben a nada! Cuando era niña, mi abuela preparaba té de hierbabuena que ella misma cultivaba en unas macetas del jardín y que supongo, mi perro se encargó de abonar porque después las repartió en macetas más chicas y las subió a los resquicios de las ventanas. Pero sí las lavábamos, y muy bien, para después de terminar el té, comerlas. Sobra decir que teníamos un aliento de comercial de pasta dental, jeje.

Ni modo; me quedaré sin disfrutar el café real y con mi malestar estomacal. Snif.

Por medio de este post se comprueba: las mejores ideas para un post surgen en el baño.

4 comentarios:

rossmar dijo...

y fijate que yo de solo tomo el capuchino normal, por que los demás me saben a perfume.

Kix dijo...

Jajaja!! DEveras que cada uno de nosotros tenemos nuestras loqueras: a Andy le duele la cabeza con cierto café, a Ross le sabe a perfume... y ahora vean lo que a mí me pasa: cuando desayuno guajolota de tamal verde con champurrado (ojo, tiene que ser champurrado, con cualquier otro atole no surte efecto), a medio día se me baja la presión.

Se los juro, no sé a qué se deba, si desayuno cualquier otra cosa no me pasa, ya he probado en diversas ocasiones.

Mariwell dijo...

Se me antojo el té de yerbabuena de tu abue....mmmmmhhhhhhh despues de las deliciosas enchiladas que acabo de comer sería perfecto.

A mi lo que me produce dolor de cabeza, es una de mis compañeras de trabajo, los pedigüeños y ambulantes, los perros y gatos callejeros y descuidados....

Un abrazo.

Aletz dijo...

anoche disfruté de un capuchino+crepas de cajeta en el California y ahorita un vaso con leche+1 cucharada de café colombiano+1 de azúcar+ 1 mollete y no me duele la cabeza...los tes me gustan naturales: de hojas de mi limonero,de yerbabuena,de manzanilla.....ya estás más cerca de la playa...un abrazo