viernes, diciembre 30, 2005

Les saludo en un día en el que no tenía la mínima intención de levantarme y venir a la oficina. Creanlo o no, ayer salimos de un Verificentro casi a la 1:30 de la mañana. ¡Y eso que llegamos a las 7:15 pm! La verdad hay muchas cosas que se me hicieron muy raras: ¿cómo es posible que no pase mi carro con todos los servicios de agencia y siendo 2002? El caso es que lo rechazaron a principios de mes así que hubo que llevarlo a la agencia para que vieran qué estaba mal. ¿Conclusión? El auto está perfecto, seguramente usaron mi lectura para pasar otro auto. Entre los rechazados a los que nos citaron ayer había Peugots, Hondas (uno de los autos de menores emisiones en el mercado mexicano), Trackers y varios autos más recientes que uno imagina muy difícil que no pase la verificación; ah, pero adivinen: pasan las camionetas chocolates que emiten montón de humo!

El caso es que pasé la noche sufriendo con el inclemente frío Toluqueño y haciendo corajes al por mayor: que si se metían, que si duplicaban números, que si pasaban autos sin papeles... Pero bueno, este post no debería tratar de eso. Ya pasó.

A lo que venía:

A algunas personas no les agradan estas fechas, creo que tiene que ver con experiencias pasadas y la ideología de cada quién. Tú escoges si quieres pasarla bien o convertirte en un apático, mal geniudo que todo lo ve con malos ojos. En lo personal lo disfruto mucho: adoro los nacimientos, el ponche de frutas, las caritas emocionadas y felices de los niños, los cánticos, el frío, la ropa de invierno, el espíritu de tranquilidad en la mayoría de las personas, las rebajas en las tiendas, los buenos deseos expresados, las piñatas, la ensalada de betabel (ñam, ñam, mi delirio!), los brindis, estar con la familia y también es un excelente pretexto para visitar a los amigos y abrazarlos.

Lo que no me gusta es el tráfico, las excesivas y vanas compras, los borrachos y los destrozos que causan, quitar los adornos y trabajar cuando debería estar con mi familia, disfrutando del hecho de estar reunidos y contentos a pesar de las grandes ausencias.

A muchos de quienes dejan comentarios no los conozco, algunos otros se han hecho parte de mi diario vivir, muchos leen y no dejan huella de su paso por aquí pero más tarde comentan conmigo, otros tantos leen y lo guardan para sí... a todos ustedes quiero desearles el más feliz 2006; que su hogar esté colmado de amor, de paz, salud y buena energía.

Espero que el Año Nuevo venga cargado de positivismo, alegrías, amor, más bendiciones, regalos inolvidables y sobre todo, una nueva conciencia de quiénes somos, qué queremos y a quienes tenemos con nosotros.

7 comentarios:

Kix dijo...

Querida Andy, es una situación completamente ridícula la que pasa en los verificentros. ¿Cómo es posible que si el mismo fabricante del auto indica que se le haga el servicio digamos a los 10 mil Km, el verificentro diga que contamina? Es ridículo. Pero claro, el gobierno tiene que sacar lana de algún lado. Y los camiones que contaminan ostentosamente, tan quitados de la pena. Es indignante, demonios.

Ah, pero ya no me quiero enojar, en una de esas me largo a Suiza para no regresar! Volviendo al tema, igualmente, un gran abrazo hasta Toluca, abrígate bien y disfruta mucho la celebración de Noche Vieja!!

Mariwell dijo...

Que bonito Andy, los ultimos cuatro párrafos me encantaron...

Un abrazo y tambien mucha salud, bonanza y armonia para ti y tu fámilia.

CAVA dijo...

MUCHAS GRACIAS...!¡!
ESPERO QUE SEA UN EXCELENTE AÑO Y QUE PUEDAS CONCRETAR TODOS TUS PROYECTOS, UN BESO GRANDE, CUIDATE.

Gaby dijo...

Andy,

Que linda, también lo mejor para tí en este 2006 y siempre.

Besos

Zack dijo...

Pues cambia de verificentro, yo voy a uno que esta entre Boulevar Aeropuerto y la colonia federal y siempre pasa mi carro a la primera y no se tardan

FELIZ 2006

Gaby dijo...

Ya se extendieron un buen tus vacas no Andy? jaja, es broma. Saluditos ;)

Anónimo dijo...

ahhhhhh ke llorona,... apestas. cagas por ser tan loser