lunes, julio 20, 2009

Los locos vacacionistas.

Ayer comprobé, una vez más, que los chilangos (entiéndase, quienes vivimos o somos del DF) somos masoquistas. ¿Y es que si no, como se explica que nos encante estar atorados en el tránsito vehícular durante horas?
Resulta que tuvimos que ir a la "Ciudad de la eterna primavera" a una reunión familiar que se organiza año tras año en diferente locación y ésta vez, un afortunado prestó su casita de fin de semana en Cuernavaca (bueno, por ahí) para tal fin.
Ahí estábamos, como 60 o 70 personas en alegre tertulia y crispando los nervios de los dueños de la casa. Acalorados, pero muy a gusto así que cuando dieron las 5 de la tarde, iniciamos la graciosa huida pues no quería tener que pasar por la carretera de las Lagunas de Zempoala a oscuras, pues aparte de que la zona está desierta, es un lugar peligroso anocheciendo. Media hora entre la despedida, subir las cosas al auto, entrar al baño e indicaciones para volver y ahora sí: ¡vámonos!
Pues nada, que nos toca tráfico para entrar a la caseta (veníamos de Temixco), tráfico durante todo el trayecto en Cuernavaca y partes en las que te podías sentir en el periférico en un viernes lluvioso de quincena sin notar diferencia... o quizá sí, porque en este caso la gente venía en short y chanclas en vez de ir con ropa de trabajo. Varios accidentes, muchos autos descompuestos y tráfico incesante en cada incorporación. Nunca pudimos ir a más de 50 km/h en ningún tramo. Yo no sabía que Cuernavaca y sus áreas circunvecinas podían parecerse a la loca ciudad!
Una vez que tomamos la salida hacia Huitzilac, volvimos a la calma y disfrutamos del estupendo paisaje de la zona. Eso sí: conforme íbamos avanzando nos poníamos capa sobre capa de ropa dada la gran diferencia de climas.
Cuando llegamos a casa, mandamos los regulares mensajes a la familia para avisar que arribamos sin problemas. ¡Oh, sorpresa: Quienes salieron detrás de nosotros todavía ni siquiera habían podido salir de Cuernavaca! Y eso que hicimos unas tres horas de puerta a puerta.
Nos dimos un refrescante baño, dormimos al bebé, tomamos nuestra respectiva merienda, acomodamos las chunches, sacamos a los perracos a la pis y apunto estábamos de irnos a dormir cuando se nos ocurrió enviar un último mensaje para ver si habían llegado. Y no, apenas estaban atravesando la ciudad de México y les faltaba todavía como una hora, si bien les iba.
¿Y todavía hay quienes vayan a Cuernavaca a "disfrutar de un fin de semana de relax"??? Para la próxima, mejor nos quedamos por allá hasta el lunes que todos los vacacionistas de fin de semana hayan vuelto a sus lares.

4 comentarios:

Jolie dijo...

masoquistas? jaja pero si apenas esto esta comenzando el verano llego poderoso entre noticias abrumadoras, aplastantes.. partidos en crisis y refundaciones

ojala los refundieran

ja

vaya vaya todo eso y puede sonar a cronica de queja

yo no tendre vacaciones


creo que me ire a seguir mi tarea masoquista

aun no termino andre

besote"

Erick dijo...

JAJAJA dimelo a mi que tambien soy de provincia y a la vez "chilango" jajajaa

Rosa IZELA dijo...

jaja, ... me encantan tus posts, ...!!... y sí que locura es a veces salir, ..

Abrazo, ....

AndreaLP dijo...

Jolie: Sí! Es queja!!! Espero termines pronto.

Erick: También soy chilanga-provinciana. ¡Chócalas!

Rosa Izela: Gracias por la visita!