martes, junio 02, 2009

El irrefrenable instinto sexual.

Ayer haciendo zapping dí con la película (Damage, con Juliette Binoche y Jeremy Irons) que ya casi había olvidado por completo porque hacía años no la veía y trata de la obsesión sexual que siente un ministro por una chica que resulta ser la prometida de su hijo.

Me pregunto ¿Realmente llegará un hombre a tener tal obsesión al grado de sacrificar su amor paternal y a su familia? Porque por lo que yo he visto, generalmente los hombres que son sorprendidos en una aventura de inmediato la hacen a un lado y continúan al lado de sus familias, al menos en lo que “el asunto se enfria” (el asunto del romance, no el otro “asunto”). Pueden recaer, pero manteniéndolo siempre como un affaire sin mucha importancia.

Y aquí saco mis dudas respecto a la infidelidad sexual... porque también existe la emocional, que es la que a las mujeres nos duele más pero que a los hombres, ni fu ni fa. Es decir, para un hombre resulta casi irrelevante que su mujer llegue a tener nexo emocional con alguien, pero si hubo sexo, ¡agárrate! Ya le fue infiel. Y para las mujeres es casi al contrario: la traición no es tan fuerte si sólo se inmiscuyó el sexo pero si hay una relación sentimental, es casi imperdonable... ¡Ah, pero estábamos con mis dudas acerca de la infidelidad! Yo no entiendo a los hombres que tienen a su lado a una mujer hermosa, sensual, con un nivel aceptable de líbido, disponibilidad y amplio performance sexual y terminan acostándose con la secretaria, quien dicho sea de paso, muy agraciada, sexual e inteligente no es. ¿Y qué tal aquellos que cada viernes argumentan una junta o reuniones con clientes para dejar en un table-dance o con prostitutas una buena suma equivalente al dinero que su esposa le pide para sus clases de cocina, la estética, el desayuno con las amigas y las lecciones de ballet, futbol y pintura de los niños?

Hace tiempo podían pretextar “huelgas de piernas cerradas” porque las mujeres no se daban el chance de disfrutar el sexo pero ahora, con las mujeres que exigen una vida sexual más activa, ¿cuál es el pretexto? ¿Es sentir que todavía son los patrones y hacen lo que quieren con su dinero? ¿Es parte de la educación que heredamos? ¿Es querer probar su atractivo o su hombría? ¿Es para paliar el aburrimiento de amar siempre a la misma mujer?

Me avisan si llegan a alguna conclusión. Yo sinceramente no lo entiendo, pero algunos de los chicos que leen esto (y sí comentan) nos darán algunos puntos de vista. Leo sus opiniones.

21 comentarios:

Abraxas dijo...

¡Por supuesto que sí un hombre puede llegar a tener una obsesión así por una mujer (y sobre todo así como Juliette Binoche Jajaja)!. La monogamia es una convención social de la sociedad cristiana occidental que va contra la naturaleza humana. Pocos son los hombres que pueden vivir toda su vida teniendo relaciones sexuales con una sola mujer, y aunque suene feo, así es, la programación natural de los primates machos(los humanos somos primates) es "depositar" su esperma en el mayor número de hembras posible... Simple cuestión de química y biología...

Me van a linchar todas Jajaja

Exenio dijo...

Las connotaciones del amor son diversas; van de la "querencia", al "agrado", de la "satisfacción carnal", al "estado de ánimo".

Que buen planteamiento el tuyo para entrar a junta un martes a las 6 y media de la tarde... :-/

Jolie dijo...

Andrea vi esa peli hace meses y la volvi a re, ver y justo en el remake es cuando das cuenta que pasiones asi son tan intensas que son a veces imperdonables perderselas...
cof
cof

digo... verlas por tv.


je

Jolie dijo...

la infidelidas es cuestión de cromosomas...

será

Jolie dijo...

pensándolo bien, no... creo que al final resulta trágico, justo como en esa pelicula. mejor safo.

:/

Edgar Clement dijo...

El sexo es una pulsión animal. En el hombre vienen involucradas también relaciones de poder y dominio con respecto a la manada. Pasa con todos los animales que viven en manada. Es parte de la necesidad, sobre todo en los machos alfa, de sentir el control sobre las hembras del territorio. Los que tienen una superhembra al lado también suelen tener relaciones con las hembras de menor jerarquía simplemente por la sensación de control y dominio. La hembra es indulgente a la infidelidad sexual porque es garantía de que por mucha infidelidad el macho volverá, de otra forma perderá su vínculo de poder con respecto al resto de la manada. El hombre es intransigente con la infidelidad sexual porque eso lo exhibe y lo degrada frente a los otros machos de la manada que están atentos a cualquier debilidad para derrocarlo en su jerarquía: en la infidelidad de la hembra le va al macho su posición en la jerarquía, necesaria para su supervivencia.

Somos animales.

Quizá el matiz con respecto a otros mamíferos nos lo da el desarrollo de una civilización, que por ser una organización artificial exige suprimir las pulsiones instintivas para poder funcionar: inventamos leyes divinas, taboos, penalizamos comportamientos, inculcamos culpa con el fin de tener mecanismos que nos ayuden a reprimir la brutalidad del instinto: racionalizamos la contradicción que nos genera el sentir una cosa y el no deber hacerla. A veces gana lo uno y a veces lo otro.

Lo que veo en Damage es el conflicto que genera una hembra alfa externa a una manada, ejerciendo dominio sobre el macho alfa de una manada constituída.

Desde que leí a Desmond Morris me gusta explicar al humano asumiendo que es un animal. Como que me queda más clara la película.

Muy buena cinta, por cierto.

Alletta dijo...

Bueno, si una mujer le pide al esposo dinero para la estética, clases de cocina, el desayuno con las amigas y demás no me extraña que el tipo le ponga los cuernos, para érl no es más que pagar por una o pagar por otra.

Para mi una relación plena es aquella en la que necesariamente cada uno puede ser independiente si así lo deseara, ya cuando una mujer le tiene que pedir dinero al hombre comenzamos con broncas no?

Y muchas veces en un cuerno no es tanto que tan agraciado el el otro, hay personas feas pero que a una persona le pueden provocar muchísimo deseo, simple química. Además no es tanto el con quien me voy, más bien cosa de 'todavía puedo ligarme a alguien más'

Una cuestión más de broncas con uno mismo que de broncas con el otro, ya neteando la mayoría de los que ponen el cuerno muestran grandes problemas de autoestima y aceptan que muy poco tiene que ver la pareja con la situación.

Cuquita, la Pistolera dijo...

Puaj. Yo estoy cansada de la idea de que el hombre es infiel "por naturaleza". No coincido con que haya un "irrefrenable instinto sexual". Explicar la conducta humana como algo "natural" me parece limitado. Como si no estuviésemos sujetos a contextos sociales y culturales. La fidelidad es una convención social sí. Es una CONSTRUCCIÓN SOCIAL. Pero como lo es absolutamente todo en la vida humana. Comemos en una mesa por convenciones sociales ¿lo natural no sería acaso comer sentados en el piso sin cubiertos? Es decir, lo que cuestiono es eso de que la infidelidad es una cuestión de "naturaleza". No hay nada más falso.
La infidelidad es una decisión. Decides ser infiel o no. No es algo que sea irrefrenable. Decides si quieres ir al table o pagar una puta. Decides si quieres tomarte el café con la amiga y luego coquetear. Decides si llamas por teléfono para quedar en algo. Decides si escribes esa nota o no. No creo que el ser humano sea equitativo a una bestia salvaje con instintos incontenibles.

Zeltax dijo...

Andy, como siempre es un placer total el leerte, me llama mucho la atención lo que dices, porque mi esperiencia me hacía en todo momento creer lo contrario; es decir que las mujeres se ponian freakes si te sorprendian en una situación en donde hubiera sexo aún que emocionalmente no fuera nada, es decir solo sexo y nada más y por otra parte que a los hombres lo que realmente nos pega es el que la chica en cuestión tenga una relación "emocional" aunque no haya habido sexo y eso es básicamente debido, según yo, a que si nuestra pareja tiene sexo con alguien, no va a pasar nada pero si nuestra pareja inicia una relación afectiva con otro alguien entonces existe una enorme posibilidad de que nos abandone por seguir al susodicho, y a ustedes les he escuchado todo el tiempo preocuparse por cosas como que "si co ella si le gusta el sexo" o si ella "lo hace mejor" en fin, compruebo nuevamente que nadie tiene la verdad absoluta...
Besos al niño cacahuate.
Besukiss
"Los sueños se hacen a mano y sin permiso"

AndreaLP dijo...

Diablo: Pobrecitos hombres! Son taaaan animales que no pueden controlar un instinto. XD

Exe: ¿Llegaste a alguna conclusión durante la junta?

Jolie: ¿Qué será mejor: arrepentirse o haberlo vivido... digo, haberlo visto por tv?

Edgar: Ciertamente somos animales. Pero unos más pensantes que otros. Muy interesante tu comentario.

Alletta: Justamente el conflicto personal es el meollo de éste asunto. Tienes razón.

Cuquita, apareciste!! Y ciertamente ése es el punto al que quería llegar: ¿somos tan irracionales como para dejarnos dominar por un instinto aunque de antemano sepamos que nos causará problemas?

Gracias a todos por sus comentarios!! Resultaron por demás interesantes.

pez dijo...

ah, ¿entonces ya se cerró el post a nuevos comentarios?

al cabo que ni quería

AndreaLP dijo...

Zeltaaaaax!!! ¿'Onde andabas? Ya ni mis correos contestas! Un gusto saber de tí.

El punto es justamente, que para las mujeres es más fuerte el vínculo emocional en un affaire (porque necesitamos de éso hasta para tener un orgasmo) mientras que para los hombres es mayormente sólo sexo.

Definitivamente las mujeres son de Venus y los hombres de Marte.

Saludos y un gran abrazo.

AndreaLP dijo...

Pex, pero sí te estábamos esperando!! Coméntele, coméntele!!

pez dijo...

jajaja, no se crea

¿quen la quere?

buenísimo el post. la película tambor. desgarradora al final, cada que la veo, sufro. sufro de pensar en ocasionar un daño semejante al pexipatito.

da para muchos comentarios, tantos que ya me dió welfa. así que diré que estoy de acuerdo con Zeltax

y sobre todo no me presentes a Cuquita la pistolera, bastante tengo con mi consciencia

conozco a alguien que anda con la secre, y está bien federal ella. Pero según dicen, le agarra las orejas al galán durante el acto de un modo tan sensual que él pierde la cabeza

AndreaLP dijo...

Pex, ¿No vas a comentar más?? Buuuu..... pa' eso me gustabas!

Ok, no te prestamos a Cuquita.

¿Le agarra las orejas? Ni que fuera ollita! Jajaja. Ya me imagino.

pez dijo...

pues ya que insistes, jeje

aunque una aclaración antes que nada (luego se hacen los chismes): yo dije que no me presentaras a cuquita porque me iba a cuestionar mi promiscuidad y tú respondes que "Ok no me la ¿prestarás?"

bueno, en ese caso, depende, jaja

1.- me gusta como actúa Jeremy Irons y la sensualidad de la Binoche
2.- siempre me he preguntado qué pasará cuando el pexipatito empiece a traer a sus novias o amigas a la casa ¿me sentiré atraído por ellas? seguramente, aunque no al grado de faltarles el respeto. Si de repente me sale conque trae a su 'novio', ahí seguramente no me sentiré atraído para nada, jeje. Pretendo respetarle sus gustos y decisiones sexuales
3.- las aventuras extramaritales dan para muchos posts. Solo que duda uno en ser tan explícito. Luego van ahí de chismos@s, je. Prefiero las aventuras simples, las otras son muy complicadas, aparte de salir más onerosas.
4.- los hombres, en su gran mayoría, se acuestan no con quien quieren, sino con quien pueden. No feelings, only hormonal chemistry
5.- las esposas no piden dinero. Lo toman o sugieren a los hijos: pídele a tu papá. Ellas nunca tienen dinero (ajá).
6.- hay hombres que nos gustan (casi) todas las mujeres, a otros solo les llega a gustar una y los mejores son aquellos que les gustan los de su mismo género (entre menos burros ...)
7.- quisiera escribir un post al respecto, referente a ciertos gustos, solo que luego se asustan o se dan golpes de pecho, jaja

AndreaLP dijo...

Pex: Antes que nada debo aclarar que quise decir "presentamos" no "prestamos" porque Cuquis ha de decir "Y a mí qué??"

¡Y el tuyo sí que es un comentario, eh! Casi casi es un post, ja, ja. Y yo sí quería que fueras más explícito pero ya que andas retraido me esperaré a leer tu post.

Ojalá opinaran de otros temas como cuando opinan de sexo!!! No cabe duda que el sexo vende. Jajaja.

Cuquita, la Pistolera dijo...

Ahh noooo, pérenme tantito ¿Así que me andan prestando? Bueno Pez, pues me presento: soy Cuquita, la pistolera. Cuéntame tus problemas y ya verás, jajaja.
Beso

AndreaLP dijo...

Cuquita, ni le digas porque ése Pez es tremendo!!!

Alex Heaven dijo...

Me sorprendió el Maestro Edgar Clément comentando,: que lo hiciera, y de qué forma.

La fidelidad el hombre depende que que tipo de macho sea, si es alpha, olvídenlo niñas, ya valió madres!

Edgar Clement dijo...

Cookies... el comportamiento sexual es "natural"... no sólo está inscrito en los genes: los genes DEPENDEN del comportamiento sexual para reproducirse.

Lo artificial es lo otro: la convención social, la fidelidad, el compromiso, la convicción, la decisión... eso es lo que NO está inscrito en los genes. Por eso hace falta la FUERZA DE VOLUNTAD para sostener lo artificial, lo civilizatorio. La supervivencia de "lo correcto" no está en los planes de lo instintivo.

Por otra parte, no te canses de que "el hombre es infiel por naturaleza"... porque la mujer también lo es. De hecho, entre los primates superiores las hembras aunque son monógamas acompañando a un solo macho, tienen descendencia de varios machos del grupo.

El ser humano me parece interesante pues parece ser el único mamífero que combina la monogamía, la poligamia y la poliandria simultáneamente... también hay mujeres con varios galanes...

¡Salud por ellas!