lunes, febrero 09, 2009

Mis traumas de la infancia.

Hace unos meses encontré una oferta de dvd’s y entre ellos estaba “Remi”, la caricatura japonesa de un semi-huerfano francés. Ni tarda ni perezosa la compré y apenas en éstos días me animé a verla para revivir mi infancia. ¡Qué les cuento! Ya me dí cuenta del porqué de tantos traumas que vengo arrastrando, caray. Es un drama peor de triste y lacrimoso que el Teletón! ¡Pobre niño, todos quieren sacarle provecho! Y eso que tuvo la suerte de que no existieran todavía los seguidores de Marcial Maciel porque sino hasta violado hubiera resultado!... O quizá esa parte de la historia la editaron porque no era apta para menores. No lo sé.

El caso es que salió el tema de cómo eramos cuando niños y me reí bastante recordándolo y espero que ustedes me compartan de sus recuerdos.

Tenía de ésas mochilas cuadradas (¡y súper pesadas!) de Samsonite. Me emocionaba mucho cuando mi abuelo me decía “acompáñame a la Samsonite” porque sabía que saldría al menos con un portafolio, mochila o estuche para los colores, que por cierto siempre perdía en el primer mes de clases.
Nunca dejé que me peinaran de colitas o trenza porque cuando lo hacían me dejaban los ojos cual Oyuki además de hacerme sufrir horrores con los jalones. Prefería que me lo cortaran de honguito que pasar el suplicio. Mejor Principe Valiente que japonesa. Ya más grandecita fui cliente cautivo del “Studio Line” en todas sus presentaciones.
Me encantaba el aroma de los “Bubble Gummers” y los usé hasta que me creció suficiente la patita para comprar de la zapatería “Canada” y los siempre clásicos de Mafalda con suela de goma para la escuela. Ya en la secundaria me fui por los Vans, los Converse, los Top Siders sin calceta y las ballerinas.
Me tocó la moda de los colores eléctricos (horribles!) y el copetito a lo Flans. Una vez hasta me puse un pantalón de pijama que quedaba como mallón para estar a la moda, jaja. Arremangaba mis pantalones y hasta los pants de la escuela. Llegué a usar varios tipos de sombreros y boinas para sentirme cosmopolita.
Cuando entré a la prepa y me liberaron del uniforme siempre trataba de ir bien vestida: faldita (pero faldita, me daba el lujo de andar sin medias) o pantalón formal con una blusa que combinara. Rara vez fui de mezclilla y menos de pants, que se me imaginan pijama para salir. la verdad. A menos que vayas al gimnasio. Para los conciertos los jeans sí eran básicos.
Mi gusto en cuanto a galanes era variadito, variadito: Hubo desde el más fresa hasta el punk radical, pasando por el de look de contador y el que no salía de camisas de cuadros y rayas como de ingeniero. Según yo me gustaban güeritos, pero me descubrí babeando con varios morenos y los rubios perdieron el chiste. Eso sí, me siguen fascinando los hombres de look ‘salvajito’ y si tienen greña cuidada, mejor.
De chavita se usaban las fiestas en casa al mismo tiempo que surgieron el “News”, el “Rockotitlán”, el “Magic Circus”, “La Puerta de Alcalá”, El “Rockstock”,el “LUCC” y el “Andy Bridges”. Recuerdo haber sido cliente de los cassettes mezclados que vendían en bazares como Pericoapa y maravillada veía la música ‘más nueva’ vía MTV.

Diablos! De eso han pasado ya muchos años. Voy por mis cassettes para nostalgear un rato... espera... ¿el Harman Kardon tiene cassetera todavía???
Buen inicio de semana.

10 comentarios:

Kix dijo...

Ah, mi querida Andy, qué tiempos aquellos! Inmediatamente salta que somos harto contemporáneas. Todavía hoy en día no me imagino aventándome a ver Remi otra vez, ya bastante sufrí de peque.

Cuquita, la Pistolera dijo...

Jajaja, cuantos recuerdos.
Yo también veía a Remi.
Y mi hermana era una clavada de Candy Candy.
Saludos!!!

Juan de Lobos dijo...

MI NIÑA, QUÉ TIEMPOS AQUELLOS.
RECUERDO POCO DE REMY, ME CAÍA GOSRDO, PREFERÍA MAZINGER Z O VOLTRON.
SEGUÍA JUGANDO CON JUGUETES Y TENÍAMOS MIS HERMANOS Y YO TODA LA COLECCIÓN DE G.I. JOE.
ME ENCANTABA MI TRAPPER KEPPER CON EL FERRARI EN LA SOLAPA , PARA DESPUÉS HACERLE UNA RAJADA A LA CARA CARPETA Y "TUNEARLA" CON RECORTES O FOTOS, ERA UNA ESPECIE DE FACEBOOK EN TRES DIMENSIONES JE JE.
YA NO ME ACORDABA DE ESTO.
AULLIDOS NOSTÁLGICOS PARA TI.

P.S. SOÑÉ DELICIOSO EL FINDE

Nube Gorda dijo...

Hola, no me deja poner comentarios largos, así q sólo diré, t sigo leyendo y me da gusto no ser la única q tiene recurdos nostálgicos.

Bsuchitos

Juan de Lobos dijo...

YA llegó la que andaba ausente, Nubecita, nostalgia la que sentíamos por ti.
Yo nomás aqui de chismoso.
Besos Andy, besos Nube, besos Kix.

pez dijo...

pues nunca ví Remi

soy más bien de la época de vaca y pollito

o de bill y mandy

Lalillo dijo...

Pues a mi Remi no me gustaba.

Leia Proceso, esa si era revista, no como la de ahora.

Y me decian en mi casa...Lalillo porque no eres un ninio normal?

mafalda dijo...

...

¡Pucha!

No vi Remi, y pues juguetes y mochilas Samsonite, ni soñarlas.
Yo tengo más años que tú. Y pues no tuve algunas ventajas.

Me entenderás si te digo que mi primer pantalón de mezclilla me lo pudieron comprar hasta el quinto semestre de la facultad.
Los recuerdos de mi niñez son diferentes (nunca malos por cierto).
-Los principales empiezan con los olores en la cocina, mi abuela cocinaba para nosotros mientras mi ma' salía a ganarse para el taco.
-Los juegos mentales y de canicas así como rayuela con mis amiguitos.
-El primo mayor de Mariquita (una amiguita) chamaco visionudo que nos contaba cuentos de borrachos, de lunáticos y de piratas. Sentadas en las escaleras que daban a la azotea, y con sobrecitos de "salim y piquin" (¿los probaste?) escuchábamos al chaval por horas. Un verdadero cuenta cuentos, ya que los actuaba. Un día le dolió la panza fuerte, sudaba, y se quejaba; no tenía ganas de contarnos nada. Se fue a su casa. Su madre llego de trabajar muy tarde, y también fue demasiado tarde para él; sólo recuerdo que Mariquita lloraba mucho porque él nunca regresó del hospital; yo lo soñé durante muchos meses, me contaba cuentos acerca de la muerte. No supe cuando lo dejé de soñar.

Tele miraba ya muy tarde, después de hacer la tarea, ya que la abuela estaba pendiente de eso.

¿Topo Gigio te dice algo de mis recuerdos televisivos? jejeje.

Un saludo

Mafalda

FENIX dijo...

Una humilde petición... podriamos observar una fotillo donde estés con ese peinado de principe valiente ?
remi fué la primer caricatura que me hizo llorar, sentir una tristeza extrema.

un abrazo.

AndreaLP dijo...

Kix: Si hubiera recordado qué tan triste era, ni la veo!

Cuquita: Candy era una heroína! Yo vivía enamorada de Terry.

Lobo: También veía ésas caricaturas... ahora que lo pienso, veía demasiada TV!

Nube: Tienes que dejar comentarios kilométricos por todo el tiempo que dejaste de bloguear.

Pez, no seas mentiroso! Ahora me vas a decir ruca.

Lalillo, yo también leía Proceso... sólo que no entendia nada. Entonces leía hasta las etiquetas del shampoo!

Mafis, qué lindos recuerdos!! Me trajiste a la memoria otros.

Fénix: Deja buscar una de ésas fotos y la posteo en ésta misma semana. Y sí, era extremadamente triste la méndiga historia de Remi, el niño de nadie. Buaaaaa...