lunes, septiembre 05, 2005

Maravilloso fin de semana

Este fin de semana ha sido memorable, definitivamente. Inicié el sábado levantándome temprano para ir al Inglés, llegué a tiempo y dentro de todo, disfruté la interacción con mis nuevos compañeros. Hacia medio día sólo llegué a casa a comer, me cambié y nos fuimos rumbo al
Palacio de los Deportes para disfrutar del concierto que esperaba hace meses, y en verdad, no me defraudó en absoluto. Allá me encontré con algunos cuates y compré más recuerdos de los que acostumbro pero es que estaban muy padres! En las compras andaba cuando ví la hora y decidimos meternos… con las consabidas filas y una sorpresa: resulta que “en esta clase de eventos” (¡qué estupidez!) no permiten entrar con cinturones de estoperoles (¡) así que “o sales a dejarlo al auto (lo cual es casi imposible pues una vez que han escaneado el boleto no te dejan ingresar otra vez) o lo tiras a la basura” –“Si, claaaaro, ahora mismo lo tiro! ¿Tienes idea de cuánto cuesta un cinturón así??? No lo voy a tirar. Te lo encargo y te doy una lana por cuidármelo, lo encargo en un puesto o se lo dejo a otra persona pero NO lo voy a tirar!” Después de una breve discusión la chica propuso otra opción (para que se vea que sí hay opciones, lo que pasa es que los entrenan en malas maneras y negación), que si bien no fue lo mejor porque se quedaron con mi boleto (¡otra tontería!), sí me ahorró dinero.

Bueno, ahora lo agradable: ¡Uno de los mejores conciertos a los que he asistido! Y miren que he ido a muchos a lo largo de los años. Tanto Whitesnake como Judas Priest dieron lo mejor en el escenario y la gente se los devolvió con creces, sin duda Rob Halford sigue siendo una leyenda del metal y no por nada Judas son considerados por muchos los padres del Heavy Metal . Más tarde pueden leer una reseña completa en la lista de correo http://mx.groups.yahoo.com/group/heavy_metal_fans/

6 comentarios:

Zack dijo...

Hace tiempo, en un concierto de los Rollin stones yo iba entrando muy a todo dar con mi diet coke de lata en la mano, y tambien igual "o la deja o no entra" y dije, si la dejo se la van a tomar estas chavas policias y no es justo, si a mi me costo, no a ellas, asi que agarre la lata, la puse en el suelo y la aplasté para destrurla, " si yo no me la tom, entonces nadie" con la apachurrada, toda la coca explotó y empape a medio mundo, incluso a las chavas policias de la entrada, yo pensé aca me arrestan y ni coca ni concierto ni nada, a las chavas policias solo se les ocurrio decir pasen pasen y es que la cola ya se estaba juntando muy larga ;)

Kix dijo...

Wow que buena onda!! ¿Oye no abuchearon a Whitesnake? Como que siento que nada que ver un estilo con el otro! Y si, Halford ya es toda una institución, yo quería ir precisamente para ver a la leyenda, pero tenía la boda de un amigo de la Uni!

Y si, cómo es posible que a un concierto de metal no dejen meter un cinturón de estoperoles por dios...!!

Oye y que onda, la banda estuvo tranquis? ¿qué tal se puso el slam? ¿había puro ruco treintón (como yo comprenderé) o habían generaciones nuevas?

Mariwell dijo...

Siento que leo en chino...

NPI de las bandas que hablas...

Pero que bueno que te divertistes y lo pasaste bien.

un abrazo

AndreaLP dijo...

Graciosa anécdota, Zack.

Kika, Whitesnake es una banda menos "densa" pero para nada fresa y la gente los escuchó super tranquila. Ah, y si fueron muchas generaciones posteriores a la nuestra, incluso niños. Mi hija (de 12) hasta cantó algunas! Salió feliz. Noté que cada vez somos más chavas que gustamos del género y eso me dá muchos gusto, además ví bastantes jovenes que van descubriendo a la leyenda. ;-)

De Slam, nada, sólo un grupo de chamacos que estaban abajo y que por lo que noté, traían unas chelas encima. Nadie los peló.

Aletz dijo...

creo que ya había dejado un comment pero no apareció...quizá no anoté la palabra clave...sigue disfrutando tu semana laboral...un beso

Baracunatana dijo...

esos fines de semana suelen ser la muerte de los Lunes.