jueves, junio 09, 2011

La insoportable falsedad del ser.

En mi mentecilla llena de elucubraciones salió a la luz el tema de la gente que gusta de fingir ser lo que no es. ¿Y por qué? Pues porque por error o azar me enteré de que cierta persona a la que siempre consideré homosexual (parece tengo radar) resultó casado y hasta hijos procreó. Oh, big mistake! Vamos, estamos viviendo tiempos diferentes y en algunos estados hasta es legal el matrimonio entre personas del miso sexo. ¿Qué necesidad de engañar a una persona haciéndole creer que le amas? Pero lo peor no es eso. Lo más triste es que ahora hay más involucrados en el asunto que seguro llegarán a una edad en la que se harán preguntas (probablemente muchas que no tendrán respuesta) y atarán cabos respecto a su padre.

Y al igual que éste señor hay quienes finjen una orientación sexual, un nivel de vida o incluso una personalidad que no poseen para impresionar a alguien o lograr otros fines. ¿Hasta dónde es válido jugar con los sentimientos de otros? Y hay quienes viven así toda su vida.....

3 comentarios:

NaTali dijo...

Desgraciadamente algunas personas se toman muy enserio la formula para la felicidad triunfar + casarse + tener hijos lindos y estudiosos + buen coche y casa grande. y aunque no crean en eso lo buscan, por el simple hecho de ser aceptados y bien vistos., sin importarles que pueden dañar a varias personas con sus mentiras.

Saludos

AndreaLP dijo...

Así es, Natali. Parece que nunca dimensionan el alcance de sus acciones a largo plazo.

Gracias por comentar!

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Jimena San Martín soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a jimena.sanmartin@hotmail.com
Jimena San Martín