jueves, septiembre 17, 2009

Vulnerable y mínima.

Tengo miedo, me siento vulnerable y mínima. Y aunque es de día, pareciera que mis nocturnos temores infantiles se han trasladado a la adultez. Mi corazón late con fuerza, sudo y mi respiración se agita.

Abro los ojos, miro de nuevo y comprendo que sólo ha sido una pesadilla, pero me levanto para asegurarme. Mis pies descalzos hacen contacto con el frío del piso y me estremezco, pero dejo las pantuflas en su sitio para no producir ruido y con ello despertar a los demás. Camino sigilosamente por el pasillo, atravieso el estudio y me asomo por la ventana. Aparte de un gato no hay nada distinto a lo habitual en la calle. La lluvia ha cesado y no hay sonido alguno. Vuelvo sobre mis pasos y abro la puerta en la que duermen mis más preciados tesoros. Me introduzco con cuidado y vigilo que ambos duerman. Lo hacen plácida y tranquilamente. Respiro tranquila, doy media vuelta y salgo cerrando la puerta tras de mí. Regreso a la cama, me acurruco para calentarme y lo logro en minutos.

En mis sueños, nuevamente me asaltan mis temores infantiles. Dije que lo había dejado atrás pero me mentía a mí misma. Parecía que lo había olvidado y en sueños lo viví de nuevo y me pareció tan real que quise asegurarme que no les pasara a los que más amo.

Tengo miedo, me siento vulnerable y mínima.

5 comentarios:

Juan de Lobos dijo...

Asustan, es cierto. Pero ya pasaron y ahora estás tu para enfrentar y proteger a tus cachorros.
Besos y deseo que pronto dejes de tener pesadillas y te hundas en dulces sueños.

Kishiria dijo...

se llama la hora del lobo, los rusos de llaman asi, ese espacio entre las 3 y 4 de la mañana en que encaras tus miedo

recuerda tu los puedes controlar

Kix dijo...

Ay mi Andy querida, es espantosa esa sensación. Es tan terrible que uno no quiere ni siquiera recordar el sueño, y al estar despierta pareciera lejano pero cuando lo sueñas es tan real...

Un abrazote y calma, todo está bien.

Nube Gorda dijo...

Es horrible, el soñar y luego el no poder dormir de nuevo, tómate unas vitaminas q se llaman Benervas es B1, muy naturales y tienes un sueño reparador.

Bueno te dejo un abrazo y suerte con los sueños.

Bsuchos*

Jolie dijo...

Buenos deseos para los sueños