lunes, mayo 11, 2009

¿Estamos a salvo?

Supongo que las autoridades decretaron la vuelta a clases suponiendo que la gente seguirá las medidas pertinentes para evitar que se siga desperdigando el virus. En las escuelas, limpieza a profundidad, cubrebocas, gel antibacterial, muchos lavados de manos y a seguir... porque la vida sigue, aún si has perdido a alguien.
Ayer la gente se volcó a los restaurantes para festejar a las mamás. Ahí nadie con cubrebocas y ni siquiera noté que antes de comer se lavaran las manos. Todos estábamos cerca, en el mismo ambiente y nos reíamos, convivíamos y celebrabamos. Hoy fue distinto: los niños regresaron a la escuela con el rostro cubierto y las caritas con miedo. Profesores con cubrebocas y repartiendo gel antibacterial a diestra y siniestra. No dudo que al primer estornudo llamen para enviarlos de regreso a casa.

Inicia una semana en la que hay muchas expectativas. ¿Qué pasará? No lo sabemos. ¿Estamos protegidos aún en las aglomeraciones? Pregunta sin respuesta. Mientras ésto se define, a cuidarse!

En otras cosas, el viernes fue un día raro. Mi hermano vino a visitarme a la oficina y platicamos largo rato. Luego, me fui a una reunión y salieron varias cosas interesantes... pero me sentía rendida así que una vez tratado el asunto principal, me dí a la fuga discretamente. En el camino de regreso a casa ví cómo atropellaron a una persona en un tramo oscuro del Boulevard Aeropuerto. No sé cuántas veces he visto gente morir ahí. El intenso tránsito a alta velocidad sumado a la poca iluminación y el hecho de que no haya ni un sólo puente peatonal son un cóctel tremendo. Ni al gobernador ni al presidente municipal les importa. ¿Cuántos muertos más les hacen falta, señores??? Eso sí, a Peña Nieto le encanta pararse el cuello con las grandes obras que hizo en beneficio de los usuarios del aeropuerto de Toluca. ¡Los peatones pueden irse al carajo! Ni un sólo puente en un tramo de alrededor de 12 kilómetros.

No supe si era hombre, mujer o un niño, pero al parecer iba acompañado de dos personas. Una joven que entró en pánico y que intentó cruzar de tal manera que casi se convierte en otra víctima y fue la que me alertó, y un joven que trataba de auxiliarle. A las 11 de la noche no hubo en todo el boulevard una patrulla o un módulo de vigilancia abierto (supongo que no pasa nada en la noche!) y en el teléfono de emergencia no contestaban. En la Cruz Roja a las mil quinientas me respondió una señorita con voz gangosa que con una hueva impresionante me dijo que ya lo habían reportado. ¿Y a mí qué me importa? Lo que me interesa es que envíen una unidad YA! veo una patrulla en un fraccionamiento y me detengo. El policía está comprando películas piratas en un puesto. No me pela mucho cuando le digo que use su radio para reportarlo. Cambia de actitud cuando le digo que lo haga en mi prescencia y luego regresa a comprar sus películas. Más adelante, otra patrulla. Me emparejo y le pido lo mismo. -"Ajá, 'orita lo reporto, señorita". Llego a casa y hago una última llamada a la Cruz Roja. Me respone un comandante que me informa que la unidad tal de Lerma avanzó hace rato. Yo sólo espero que la persona no haya muerto. Me quedó con el hueco en el estómago y sin poder dormir pensando cómo en un segundo te cambia la vida por una imprudencia o descuido, y a veces ni siquiera es tuyo.

En los medios, en los postes, en las paredes... veo sus caras. Ninguno merece respeto, ni siquiera credibilidad. ¿Votar por alguien así para que me represente? Ni loca! No sé porque los políticos en cuanto tienen un puesto de 'representación popular' automáticamente se desconectan de las necesidades de las personas, de los cuidadanos normales, los de a pie, los que a diario salen a rifarse la existencia para sacar adelante a sus familias.

Ni un pinche puente peatonal = Ni un voto a los hijos de...

4 comentarios:

pez dijo...

el virus, si es que no leí mal, tiene un tiempo de latencia para activarse de 3 a 7 días, es decir, que hasta el viernes veríamos si hay nuevos casos o no de contagiados

esperemos que no, que se haya roto la cadena de transmisión

entre son peras o son manzanas, sigo sin dar besos

Kix dijo...

No manches, qué fuerte! De por sí ver un atropellado es algo intenso, de plano ver el mero momento debe ser brutal!! Y como bien dices, nuestro próximo presidente ocupándose de salir bien guapo en la tele.

Exenio dijo...

Sabes, un puente peatonal sería parte de la respuesta, pero miles de puentes no les daróan miles de votos...


Caraxo...

Jolie dijo...

Auch... me quede con un huevo en el estomago.. esa sensación de impotencia como se borra...
en la jungla de asfalto no estamos a salvo... lo constanto aun con influenzas o influencias de gobers guapos.je'