jueves, mayo 21, 2009

El acoso sexual de todos los días.

En mis múltiples andanzas por la ciudad de México me tocó ser víctima de acoso sexual en múltiples ocasiones, cosa que por desgracia, es asunto de todos los días para las mujeres. Al toparme con sendos gañanes, no tuve de otra más que usar técnicas de protección, las cuales por cierto, eran más que variadas: proyectiles de Tutsi-pop, puñetazos, discretos codazos (o no tanto) e incluso algunas pataditas en las espinillas. De ésos capítulos conservo una cicatriz en la mano porque el sujeto me mordió... bueno, más bien inserté mi puño en su boca! Y es que como le dí con la mano izquierda, ¡no le atiné!!

El caso es que el abuso de algunos patanes hace que las mujeres tengamos que estar siempre a la defensiva en nuestro diario andar. ¡Y no es justo! Porque además, la verdad no entiendo qué placer le encuentran a tocar superficialmente a una mujer que ni conocen. ¿Qué placer puedes sentir al agarrarle la pompa, “arrimarle el camarón” (que a veces parece de sopa Maruchan) o rozarla? Yo sinceramente no lo comprendo.

Alguna vez en el metro (que para variar, iba hasta "Sumatra") decidí pegarme a un tipo de traje, que ciertamente no se veía patanezco y con una colonia que olía delicioso en vez de quedarme del lado de unos trabajadores porque supuse que el trajeado sería más decente pero me equivoqué garrafalmente: el sujeto me puso un arrimón a la primera oportunidad! Acto seguido, lancé un golpe con la mano que tenía desocupada (pues con la otra me venía agarrando para no andar de un lado al otro) pero con tan mal tino que le metí el puño en la boca y sus dientes me abrieron la mano. El tipo se desconcertó y luego de que le dije (bueno, más bien le grité) “¡Estúpido, imbécil... no me vuelvas a tocar!” salió del vagón con una ayudadita de las personas a las que yo les había sacado la vuelta momentos antes. Y quizá si el tipo me lo hubiera pedido, otro gallo nos hubiera cantado, caray! Porque no estaba de mal ver, pero tocar a alguien sin su consentimiento es acoso.
Parece mentira que usar un short en época de calor es una abierta invitación a que te toquen con el estúpido pretexto de que si te vistes así, tú te lo buscaste cuando en realidad éstos animalitos (porque se supone que las personas controlan sus instintos) te molestan incluso si vas en pants o con una faldón digno de la abuelita más mocha. Semen en los vagones, hombres que se visten de mujer para entrar al transporte exclusivamente femenino, exhibicionistas... todos verdaderamente enfermos. ¡Tan sencillo que es hacerse amigo de "manuela"!

Hace tiempo, en un foro, un hombre argumentaba que mujeres y hombres sufren el mismo acoso porque a él lo han manoseado también. Perdón, pero no estoy de acuerdo. Ningún hombre sufre de eso a diario ni tiene que estarse cuidando al caminar por la calle ni soportar que le digan bajezas, o si? De que hay hombres abusados, los hay. De que somos más abusadas las mujeres, ni duda cabe.

6 comentarios:

Jolie dijo...

parece que nos pusimos de acuerdo? En fin que no hay caso algunos tipos pretenden ligar o hacer favores cuando no los pides incluso andando por la calle con cara de gendarmes

otros astutamente se sienten tu progenitor pero a primera de cambio están armando alguna argucia sucia...
es patético e inclusive nos dicen patéticas si decimos que no o los rechazamos, por si fuera poco creo que como bien dices los mas mustios y los mas "decentes" son sin duda los peorcitos monitos de este circo que terminan enseñando el cobre. Hace unos dias un tipo amablemnte me dijo algo por la calle pero sinceramente no voltee a verlo y me segui el tipo azuzando y con cara de enojado me insulto porque yo no lo habia pelado...

es decir que tenia que ser agradecida con el?

ahora si que mejor que se sigan con manuela o que vaya a ligar a otro lado, que no me quiten el tiempo que yo voy corriendo para el trabajo jajaja

pez dijo...

o sea ¿que los tolucos no arriman el camarón? mmmm, tengo serias dudas al respecto

pero de que están enfermos lo están, y no solo en el metro

aunque tengo como dos años 'pidiéndole' algo a una compañera de trabajo y se hace que la virgen le habla, jajaja. je devrai peut-être le lui demander en français

AndreaLP dijo...

Jolie, juro que no te había leído cuando hice el post! Y me ha tocado que me digan cosas muy lindas que hasta agradeces pero la gran mayoría salen con cada bajeza!!

Pex: Por acá no me ha tocado tan seguido. No hay tantos guarros ni tantas aglomeraciones, supongo.

Y si tu compañera se hace la Juan Diego, aunque se lo pidas en ruso no va a aflojar! Jajaja.

Alex Heaven dijo...

Estoy de acuerdo con el post, pobres chavas.

Sólo una pregunta, ¿porque entonces algunas mujeres se casan con los más guarros que encuentran? que para colmo, acaban poniéndoles el cuerno... °_°

Exenio dijo...

Buenas reflexiones que hacen a màs de uno encanijar... xingao...


:-S

AndreaLP dijo...

Alex: El porque se casan con los guarros es una pregunta sin respuesta. ¿Será que les gusta eso de "dirty-talk"?? XD

Exe: No te enojes. No vale la pena. Mejor eduquemos a nuestros chamacos para que respeten.