martes, noviembre 28, 2006

Ya se siente el ambiente.

Y los convites de fin de año están a la vuelta de la esquina. Por supuesto que no puedo ir a todos los que me están invitando, pero sería una grosería declinar a varios. Ojalá pudiera estar en varios sitios al mismo tiempo...!!

Siempre en esta época me pasa lo mismo: los compromisos se sobreponen, duermo poco y mal y no quedo bien con nadie porque a veces por intentar cubrir dos eventos en un día llego tarde a uno y al otro hay veces en que ya no puedo cargar ni con mi alma.

En casa ya empezamos a planear cómo y dónde irán los adornos y el árbol así que por lo que veo, mis plantas de interior tendrán que irse a pasear por todos los rincones de la casa pues su lugarcito va a ser temporalmente ocupado por el árbol navideño.

¡Sólo espero que este año sí me alcancé el tiempo para no dejar el gimnasio debido a las múltiples reuniones sociales!

En casa, hemos instituido lo que llamamos 'Día de Pijamas' y consiste en dedicar el día a poner los adornos navideños y el árbol. Durante este día no cocinamos nada ni nos quitamos la pijama y mientras adornamos siempre tenemos a mano palomitas de maíz. Básicamente es tiempo que disfrutamos en familia y que no hacemos otra cosa que trabajar juntos y platicar de los recuerdos de navidades pasadas mientras ponemos el árbol y sacamos todos los triques navideños para que la casa adquiera ese toque decembrino que nos encanta. Este año el Día de Pijamas va a ser este viernes y si terminamos temprano, nos dispondremos a ver algunas películas, o sea que será un día en que nos desconectaremos del mundo y no nos enteraremos de nada. No habrá Fox, ni AMLO ni Calderón, ni Oaxaca ni AFI que puedan ponerme de mal humor. ¡Ojalá pudieramos hacerlo más seguido!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hijole... yo ya tengo sentimientos encontrados con eso de las "fiestas". Me encanta el ambiente, la comida, las reuniones y todo eso, pero también me da una flojera las compras, poner el arbolito (bueno.. mas bien quitarlo jajaja) el consumismo craso y los borrachos callejeros. Eso del día de pijamas suena bien, aunque la mejor película va a ser la toma de posesión de Felipillo (si es que lo dejan)!

Un abrazo Andrea!

Kix dijo...

A mí me late todo este rollo porque a mi hija le encanta y a mí me gusta mucho la tradición también... pero me da una hueva poner el arbolito... Afortunadamente el papá de mi hija me echó la mano y lo puso en mi casa... jeje.

Oye entonces ya estás llena de reuniones y eso? Yo todavía no eh, solo dos que tres reuniones y fiestecillas.

Yanett dijo...

Ah a mi me falta tanto para poner el arbolito, yo creo que no me alcanza el tiempo para ponerlo este fin de semana, antes siempre hago limpieza profunda en mi casa, saco lo que ya no necesito para donar lo que sirva y tirar lo que no y parece que eso mismo voy a hacer este viernes! espero ya la prox. semana pueda por fin poner mis adornitos navideños! Disfruta ese día!

Aletz dijo...

excelentes esos momentos de flojera (digo, de pijamas);.....todo el día poniendo un arbolito?????; ni que fuera el de la alameda central....besitos

Zack dijo...

Uffffff que rapido pasó un año

rossmar dijo...

si que rápido se acabo el año, hay que empezar con esto de las navidades y todas esas cosar. ufff, ya me canse y todavía no empiezo jajaja

Chica Yeye dijo...

adorooo esa epoca! ese dia suena lindisimooo espero el otro año copiarte en mi casa con un día así! que padre, yo hace como 10 días puse mi arbol jajajaja estaba alborotada con mi primer arbol en mi nueva vida de casada jejeje.. ya sabraS! quedo precioso aunque con el paso de los años me iré haciendo de mas cositas, porque comprar todo es un gastazo!

saludos

Franz Trejo dijo...

a mi se me hace romántico eso de ponerse pijamas y poner el árbol... es algo lindo, por otro lado estoy triste por que me dejo plantado Joanna... Luego te cuento saludos