miércoles, septiembre 20, 2006

Más de lo que ha pasado conmigo.

Quedé de comentarles en qué iba mi vida y qué ha pasado durante todo el tiempo que estuve fuera de línea, no? Pues ahí les va:

Cambié de trabajo después de 6 meses de ardua búsqueda. La empresa en la que estoy es excelente, preocupada en incentivar a su personal (que desafortunadamente es algo que pocas veces sucede), con oportunidades y reconocimientos a mediano plazo, cosa que sinceramente aprecio. El alza en mi sueldo no fue tan grande, pero si lo comparo con los gastos que me ahorré y las prestaciones, de cualquier manera salgo ganando; más los 30 minutos menos de camino, el estar en una zona civilizada y el horario laboral tan cómodo... ¡La verdad no me puedo quejar!

El trabajar aquí me ha permitido disfrutar más de mi vida familiar y mantener un mejor equilibrio entre entorno profesional y personal, tanto así que ya hasta me animé a ser mamá nuevamente. Espero poder lograr esto en alrededor de un año, una vez que ponga en orden mi cuerpo (y otras cosas) para tal acontecimiento.

Curiosamente, hasta hace unos meses la idea de otro bebé ni siquiera me parecía viable o algo que estuviera planeando/esperando pero no cabe duda de que la vida da muchas, muchas vueltas.

Mi peque ya está totalmente instalada en la adolescencia y creo que vamos mejorando. Ya ha tomado más conciencia de sus obligaciones y responsabilidades y los beneficios que pierde al no ser consecuente cumpliendo con eso. No les platiqué que la ‘angelito’ se aventó la puntada de gastarse $ 2000 pesos en llamadas a celular antes de irse a Cancún con el biológico. Está por demás decir que aunque el ‘bio’ (de cariño le diré así) me dijo que ‘esas cosas son normales en los chavitos’ no le dio un consejo, una charla al respecto o un centavo para cubrir la deuda.

Mi ‘mariado’ sigue sin encontrar trabajo como Diseñador Trágico pero sí ha estado haciendo algunas cosillas y además, es todo un perfecto ‘amo de casa’ que cocina (riquísimo, debo reconocer), hace trámites, limpia y apoya en todas las labores del hogar. ¡Si no es mal taco, nada más que está mal envuelto! La verdad, sí me saqué la lotería con él.

5 comentarios:

Zack dijo...

Y el se sacó la lotería contigo por apoyarlo en esta situación.

Saludos

Gonzalo dijo...

Yo opino lo mismo que zack el suertudote fue el, yo también estoy de regreso, no podía entrar a mi blog, hasta que un angelito me dijo que al parecer mi blogg había sido hackeado y tuve que reformatearlo... y por fin pued entrar y washuwaaaaa! ahí estabas tú!!! que felicidad princesa, besos y seguimos on line.
Besukiss

Julio César dijo...

Siiii, suertudotes de tenerse el uno al otro!

Me encanta saber que todo va marchando como "caballito de hacienda"

Chale, me sentí como don chente fotz!

Yanett dijo...

Que bien Andy, parece ser que todo se va solucionando poco a poco y con mejores oportunidades, no desesperes tu esposo pronto encontrará algo mejor, ya lo veras.
Un nuebo BB???? ahhhh que emosión!

Kix dijo...

Qué bueno que te lleves bien con tu hija porque es la etapa más difícil en la relación madre-hija.