martes, enero 24, 2006

Mis 5 manías.

Pues ahora me tocó poner 5 de mis manías gracias a la invitación de Gaby. La verdad no sé si son manías pero es algo que hago por compulsión, algo inexplicable que hago casi sin darme cuenta.

1.- Lo primero que hago al iniciar el día es poner el despertador 10 minutos antes de la hora en que tengo que levantarme y apagarlo para que suene 10 minutos más tarde. Esto es porque tengo la esperanza de algún día poder despertar al primer ‘beep’.

2.- Cuando me baño, debo lavar el cabello dos veces, tallarme todo el cuerpo 2 veces y ponerme crema 2 veces al salir. Ah, también me cepillo los dientes dos veces, sin fallar.

3.- No puedo salir de casa sin haber desayunado propiamente, perfectamente peinada (o despeinada, según el look del día) y completamente maquillada. Me desesperan las mujeres que salen con tubos, cabello escurriendo o se van maquillando.

4.- Soy desordenada con mi ropa, la tengo doblada y separada por prendas pero me tardo menos de una semana para dejar el closet hecho un desastre, todo mezclado.

5.- Soy la ayuda-todos. No puedo quedarme callada cuando escucho que alguien tiene algún problema; ofrezco mi casa, mi tiempo y mi disposición aunque a veces no sea lo más recomendable y salga 'bailando con el más feo'. ¡Pero no puedo evitarlo! Así soy.

Paso la estafeta a Kika, Zurdo, Rossmar, Zack y a Dragón Rojo. Pensé en Humano pero ya no tiene blog… aunque puedes dejarlo en los comentarios, compadre! También los demás que quieran compartir lo suyo.

8 comentarios:

Gaby dijo...

Que bonitos hábitos Andy, sobre todo el de ayudar a todos.

Me cayó la pedrada con el de las mujeres que salen con tubos AUCH!...Bueno, no uso tubos, pero debo ser sincera, me pongo el rimel en los altos o en el estacionamiento de la empresa antes de entrar a la oficina (ya sé, soy de lo peorrrrrrr)

Un beso y felíz Martes!

rossmar dijo...

Andy, tus habitos son muy limpios no lo puedes negar.

Feliz semana

Kix dijo...

Pues yo aquí entraré a defender lo que muchos consideran indefendible. Expongo mi caso: hago hora y media de camino a la oficina. Ho-ra-y-me-dia! O sea noventa largos minutos! ¿Porqué habría yo de pararme más temprano, si durante noventa minutos no hago mas que mover los piecitos para avanzar o frenar en el coche? No no! Optimizar el tiempo es la clave!

Cabe mencionar que no me pinto mientras avanzo, eso sí no (porque es peligroso). Solamente mientras el coche está detenido.

Ah y de las manías, chin, pero es que yo no tengo muchas identificadas, mejor se las voy platicando mientras me acuerdo. Ahorita me vienen a la mente cuatro:

1. Tengo el pésimo hábito de morderme la boca.
2. Siempre tengo la mano en forma de puño.
3. Canto en todos lados.
4. Cuando estoy concentrada trabajando, me quedo viendo a la computadora como si me estuviera "moneando", ya saben, la mano en puño debajo de la nariz.

Mariwell dijo...

Hola Andy

Pues ya comente de algunas manias en el blog de Pexy... ahora que hablas de "no salir sin"... yo no puedo salir de casa sin aretes, perfume detrás del cuello y en la muñecas, los dientes lavados y pañuelos desechables en la bolsa...si algo de esto me falta me siento insegura....(¿hazme el favor???)

Aletz dijo...

algunas de mis manías:llenar el tanque de gasolina cuando paso de los 300 km recorridos, lavarme las manos 10 ó 15 veces por día, checar que me haya lavado bien los dientes (me gustan impecables), perfumar todo el cuello (incluyendo la nuca), regalar ropa cuando le noto algún detallito (gastada, raspada,calcetines flojos,etc), cuando visito a mis padres no me gusta llegar con las manos vacías (mínimo paso a costco a comprar botana o galletas), me gusta traer el auto impecable (lavarlo al menos 1 vez por semana), ordeno toda mi ropa por colores (calzones, calcetines,camisas,pantalones,etc)...besos lujuriosos

Zack dijo...

Gracias Andrea ;) por pasarme el turno, el jueves o viernes que tenga un tiempecito lo haré

AndreaLP dijo...

Uy, Kika, sí que no te defiendo! :-)

Yo en mi último-último empleo allá en el DF (bueno, zona metropolitana) me aventaba casi dos horas en el tráfico y no salía sin maquillar. Prefería leer mientras estaba detenida o nos turnabamos para hacer un recorrido e irnos varios juntos. Con esta medida, podías hasta dormirte un ratín y no llegabas tan histérico a la oficina.

Mariwell, comprendo lo del perfume pero ¿lo de los pañuelos desechables para sentirse segura? Está curioso.

Igual todos tenemos vicios extraños, sin duda.

El Dragón Rojo dijo...

jaja, eso que tu tienes no son todas manias, unas son virtudez y muy buenas...

Respecto a mis habitos, ya están publicados.

Un beso