viernes, junio 24, 2005

Lo que "Biológico" me enseñó

Cuándo eres adolescente, todas las cosas parecen muy fáciles y crees poder comerte el mundo a puños, todo esto sin consecuencias. No acabas de entender porqué los adultos se complican la existencia con “nimiedades”. Pues así justamente me pasó cuándo decidí irme a vivir con mi pareja.

Teníamos una relación muy padre, siempre me sentía feliz al estar juntos y todo lo que hacíamos me parecía maravilloso así que a cierto tiempo de relación decidimos unir nuestras existencias. Fueron casi 7 años juntos y vivimos un poco de todo: momentos muy felices, otros tristes, decisiones difíciles, aventuras y muchas cosas más pero lo más importante de esta relación es que me hizo crecer como mujer, a confiar en que mis virtudes pueden llevarme a dónde desee, creer en mí misma y a decirme que puedo y merezco ser amada profundamente.

El final fue muy fuerte, desagradable y negativo para ambas partes pero hoy en día creo que si no hubiera pasado por eso, no sería quién soy. Sacó de mí fortaleza que pensé no tenía y todas las fuerzas que me son posibles.

¿Sabes, “biológico”? Me enseñaste muchas cosas, pero lo mejor fue que me enseñaste mi valía.

4 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Como en la película "Sueños de Fuga". A veces hay que pasar por un túnel en el que encontraremos sombras, olores, cosas profundas que al salir nos demarcarán y harán notar más intensa nuestra luz.
Asi con nuestras experiencias, bueno que las utilices para más adelante, malo si las vives y no te ayudan en adelante.

Aletz dijo...

se oye mejor "mi ex"...de todos los tropiezos de la vida aprendemos y vamos apreciando todo lo positivo....besitos y suerte

rossmar dijo...

fijate que yo me imaginaba que biologico era tu padre biologico pero ahora caigo.
que bueno que te dejo cosas buenas eso siempre es lo mejor.
un beso mi niña linda

Mariwell dijo...

ahhhh!!!! Los hombres, yo me quedo con lo mejor de ellos, los malos ratos prefiero olvidarlos.
un abrazo