miércoles, marzo 09, 2005

Los Maquetos.

Ayer llegué a casa para encontrarme con la noticia de que NO bañaron a mis perros. Eso me podía poner furiosa, pero me controlé, no hago bilis por cosas sin importancia, pero mi peque había prometido bañarlos desde ayer, y es que no pienso tenerlos dentro de la casa hasta que no estén perfectamente limpios y cepillados como se debe. La cuestión es que andan súper-peludos porque no los he enviado a la peluquería ¿Y porque? Sencillo, sigue haciendo frío y como los sangrones no toleran los sweaters, chalecos o cualquier otra prenda canina, los dejo peluditos hasta el inicio de la primavera para que no pasen frío. Permítanme describirles a mis “Maquetos”:

Mac: El primero que llegó, apareció una noche acompañado de mi esposo. Una amiga de él se lo dio porque ya no sabía que hacer con él y se lo habían regresado dos veces por latoso. ¿Será que las personas no saben que los cachorros, igual que los niños, descubren el mundo por la boca? Mac tiene una personalidad curiosa; le encantan las fotos y posa en cualquier momento mirando fijamente a la cámara y quedándose quietecito, tiene unas larguìsimas pestañas que siempre le cortan en la estética, le gusta mucho jugar con las pantuflas y llenarse el hocico de croquetas para después dejarlas regadas por toda la casa, supongo que quiere asegurarse que no lo deje afuera mientras come. No le gusta mojarse, ensuciarse ni que le de demasiado sol y no tolera comer nada aguado, ¿comerse pellejos de pollo, gomitas o algo de consistencia viscosa? ¡Jamás! En cambio le encanta convivir con gatos, perros, conejos, pájaros y cualquier clase de animal. Una vez llegó a adoptar a una gatita como su mascota, el la llevo a la casa y la cuidaba con mucho celo; le permitía dormir en su cama, comer de su plato y jugaban luchas. Era comiquísimo verlos brincar de un lado a otro tratando de aplastar al otro. Mac por supuesto, lo lograba, no así la gatita. Un día los encontramos bajando los adornos del librero y decidimos que estaban haciendo demasiadas travesuras juntos así que regalamos a la gatita. No tuvo tiempo de extrañarla porque entonces llegó Ginger y su vida cambió.

Ginger: Ella es la perra más obediente, cariñosa y babosa que he conocido. No es nada paciente y no tolera que otros animales la incomoden. Con las personas es desconfiada al principio pero siempre termina echándose sobre su lomo para que le acaricien la pancita, es muy entendida y le encanta correr a una velocidad increíble y brincar como gacela. Una vez me reí como loca porque en su loca carrera pasó junto a Mac y se lo llevó de corbata, el pobre no supo ni qué paso: ¡cuando se diò cuenta estaba tirado panza arriba a media calle! Se levantó rápidamente, se sacudió y siguió olisqueando las hierbitas del camellòn. Mi Ginger es atrabancada, tragona (no se muerde sola porque le duele), muy amorosa, fue buena madre en su momento con sus 15 hijitos y tiene la virtud (si es que se le puede llamar así) de poner a Mac (o a otros perros) en su lugar cuando siente que se pasan de la raya. Le gusta corretear pájaros y creo que sería muy feliz de poder agarrarlos descuidados un día pero no tiene tanta suerte, je. Cuando te ve comiendo, nunca falla en poner su cara de hambre y dar pequeños pasitos hasta que te pone nervioso, entonces cedes y le invitas un poco que devora con singular alegría, así sea fruta de cualquier especie, palomitas o alguna golosina. A ella no le importa estar echada en pleno sol por horas, de hecho, parece agradarle bastante. También le gusta dormir con mi hija cuando tiene oportunidad y cada que eso pasa ¡ronca ruidosamente! A veces creo que tiene un problema en la traquea porque hace ruido peor que un camión viejo. Ginger llegó un día de Reyes en una cajita, la caja parecía un departamento para un perro tan pequeño pero ella era todo fashion: llevaba un lindo sweater de cuello de tortuga color ladrillo y la acompañaba un orejón perro de peluche que no sobrevivió dos meses de juegos entre Mac y ella; primero perdió un ojo, luego una oreja y al final no sabías si eso había sido un juguete o la zalea de una rata apachurrada por varios autos.

Esos son a grandes rasgos, mis perros. Los queremos mucho y después de tantos años son parte de nuestra familia. A veces me da tristeza pensar que les quedan menos años de vida pero creo que han sido felices y nos han dado mucho amor. ¿Ustedes tienen perro, como es?

9 comentarios:

Mariomv dijo...

Magnifica descripción de tus maquetos. Porque les llamas así? Y por supuesto que cuando te encariñas con tu mascota, y sobre todo, cuando llevas varios años con ellas, pues se vuelven parte de la familia. En casa sólo tenemos al Peluche, ya tiene más de 8 años con nosotros, y al igual que tus maquetos, pues también ya es alguien importante en la casa.

PD: Tú me avisas con respecto a la visita guiada a Tlaxcala.

CARPE DIEM

Mario Méndez V.

Jorge Pedro dijo...

qué posts tan largos. pero tan buenos también. saludotes.

Alfredo Mora dijo...

No me gustan los perros pequeños y delicados, pues prácticamente se ajustan a la descripción perfecta de los gatos, a los cuales odio profundamente. Los perros (y disculopa mi neofascismo animal), deben ser grandes, fuertes, valientes, leales. Los perros-gato son bromas de la naturaleza.
BEsos.

AndreaLP dijo...

Anthre, me hiciste reir!! Yo creo que los perros grandes son geniales pero no tengo espacio para que un Pastor Aleman ande sube y baja por toda la casa, por eso elegi a los orejones. Una pregunta ¿porque crees que los perros pequeños no son leales? Lo que si, es que en gustos se rompen generos: yo no toleraria tener en casa un Rottwailer o un Bullterrier, que son perros muy fuertes y agresivos. Por cierto, y aprovechando el post perruno: si estan ineresados en un perro (o gato) acudan a los refugios y adopten, hay muchos que estan esperando un hogar y que siempre les daran mas amor del que puedan recibir. Hay de todas las razas, colores y tipos que puedan imaginar, desde un pequeño scotish terrier, pasando por Weimaraners, Dalmatas y Pastores hasta Malamutes y Rottwailers.

RAGAZZA dijo...

Hola Andrea! Oye a ver si pronto pones una foto de tus perros para conocerlos.

Yo no tengo mascota actualmente, el último que tuve fue un perro que se murió a los 12 años porque les salieron tumores.

Economista dijo...

Tambien nosotros perdimos al perro de la familia despues de 14 años... fue un drama. Andrea me fascino tu perrito el que primero llego con ustedes... Saludos

lata latoso dijo...

aaahhh mi perro, cómo lo quiero ,es el único que siempre está feliz y eso me encanta

perro, perro, la pregunta es, cómo vivir sin un perro

rossmar dijo...

yo quiero tener un perro y un gato, el perro necesita ser pequeño por el espacion aunque me gusaría quefuera un pastor aleman,
magnifica descripción de tus mascotas,
oye por cierto sabes donde hay un refugio de animales.

AndreaLP dijo...

Ragazza, nada mas que le encuentre el modo pongo fotos de mis peludos.
Eco, Mac tiene una personalidad arrolladora y ha tenido varias andanzas que despues les contare.
Latoso, eso es un hecho: Un perro es mas feliz que algunos de nos.
Rossmar, refugios hay muchos y si vas a tomar la responsabilidad, yo te acompaño un fin de semana al de una conocida para que escojas al nuevo miembro de tu familia. Tiene un sitio en internet por si quieren entrar: http://mx.geocities.com/adoptamigo/